Consejos prácticos sobre la optimización de las imágenes de tu página web o tienda online

 

Consejos prácticos sobre la optimización de las imágenes de tu página web o tienda online

Consejos prácticos sobre la optimización de las imágenes de tu página web o tienda online 

Si tienes una tienda online, la optimización de las imágenes es un arte que debes dominar. Desde atraer a nuevos clientes a tu tienda hasta reducir el tiempo de carga de la misma. La optimización de las imágenes es una parte importante de construir una tienda online exitosa. 

Alguna vez te has quedado despierto durante toda la noche preguntándote: ¿por qué mis productos no aparecen en las búsquedas de Google? ¿necesito “Alt Tags” en mis imágenes? ¿Cuál es la diferencia entre JPEG, GIF o PNG? En este artículo responderemos estas preguntas y otras muchas más.

  1. Nombra a tus imágenes de forma descriptiva y en en palabras clave relacionadas con el producto

Es muy fácil hacer un buen número de fotos de tus productos y mantener el nombre que por defecto les da tu cámara. Pero antes de que mantengas ese hábito, déjame decirte por qué no es una buena idea.

Cuando se trata de SEO, es importante el uso de palabras clave que te ayuden a situarte en motores de búsqueda. Crear nombres descriptivos para tus fotos es crucial para optimizar tus imágenes. Los motores de búsqueda no solo procesan el texto en tu tienda online, sino también las palabras clave dentro de los archivos de tus imágenes.

Un buen hábito es tener en cuenta cómo buscan tus clientes tus productos dentro de tu página web. Observar que patrones de nombramiento determinará los nombres más comunes que suelan usar cuando te estén buscando y podrás usar esa formula para tu proceso de nombramiento.

  1. Optimiza tus ALT tags de forma inteligente y relacionada con el producto 

Las Alt Tags son alternativas de texto para imágenes cuando un buscador no puede obtenerlas de manera apropiada. El atributo Alt también añade valor al SEO de tu página web. Añadir Alt Tags apropiados a tus imágenes puede ayudarte a mejorar tu ranking en los motores de búsqueda al asociar palabras clave con imágenes. Es más, usar las Alt Tags es la mejor forma de que tus productos aparezcan en la búsqueda de Google que realicen tus clientes.

Estas son las reglas que debes seguir cuando uses Alt Tags: describe tus imágenes en el idioma que quieras, pero con descripción completa; si tus productos tienen número de serio o de modelo, añádelos al Tag; y finalmente no uses Alt Tags para imágenes de decoración de tu página web pues los motores de búsqueda pueden penalizarte por sobre-optimización. 

  1. Planea las dimensiones de tus imágenes y los ángulos de tus productos  

Algo que está de moda hoy en día es mostrar los productos desde todos los ángulos posibles. Está dentro de tus intereses enseñar el mayor número de ángulos posibles para cerrar la venta, y la mejor forma de hacerlo es rellenar las Alt Tags, y crear Alt Tags únicas para cada ángulo del producto.

  1. Reduce el tamaño de archivo de tus imágenes

Debes considerar varias cosas: la mayoría de las personas esperan 3 segundos a que una página web cargue en su ordenador y 5 segundos en sus teléfonos móviles; Amazon estimó que si sus páginas se ralentizaran 1 segundo, perderían $1.6 billones al año; y Google usa el tiempo de carga de las páginas web como factor dentro de su algoritmo para determinar el ranking.

Si usas Shopify esto no debe preocuparte dado que Shopify hace una compresión automática de tus imágenes, pero si no, debes tener en cuenta que el tamaño de tus archivos afecta al tiempo de carga de tu página web. Si puedes reducir el tiempo de carga de tu página web, menos clientes se irán sin comprar.

Una forma de reducir el tamaño de tus imágenes es usar la modalidad “Save for Web” en Adobe Photoshop. Al usar este comando, querrás ajustar la imagen al menor tamaño que mantenga la calidad de la imagen al ojo humano. Si no tienes Photoshop, puedes usar varias soluciones online para editar tus imágenes, como puede ser PicMonkey, Pixlr o Fotoflexer. Además si quieres una solución gratuita, siempre puedes usar GIMP, que para ser gratuito no tiene rival.

Una buena regla que puedes seguir es intentar mantener tus imágenes debajo de 70kb. Puede ser difícil a veces, especialmente en imágenes grandes pero de momento, sigamos avanzando.

  1. Saber que tipo de archivo usar para las situaciones adecuadas

Hay tres tipos de archivos para imágenes, que son: JPEG, GIF y PNG.

Imágenes en formato JPEG son el formato por defecto de las imágenes en internet. Se pueden comprimir considerablemente, que resulta en buenas imágenes con un tamaño de archivo pequeño. GIFs son imágenes de peor calidad y son usadas para iconos e imágenes decorativas. Las imágenes en formato PNG son la alternativa a los GIFs y se están popularizando, pues soportan más colores y dan más calidad.

Recuerda entonces, para la mayoría de las fotos de tu tienda online, formato JPEG será tu mejor apuesta, proveen la mejor calidad y el menor tamaño de archivo. No uses formato GIF para imágenes de gran tamaño, pues no habrá forma de reducirlo. Y formato PNG es una buena alternativa a ambos formatos, y son especialmente útiles en imágenes decorativas dado su pequeño tamaño de archivo. Recuerda que Kameleon es una agencia de desarrollo experta en Shopify. Si quieres empezar a vender online, Shopify es la plataforma para ti. Encuentra la solución de desarrollo que necesitas con nosotros y empieza a vender hoy mismo. Empieza a vender online hoy mismo con Shopify.

Shopify Web

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados