Guía para principiantes para atraer tráfico de alta calidad

Vale, has lanzado tu tienda online y la has compartido con amigos y familia, y ahora.. esperas. Pero, ¿que ocurre si el tráfico no viene? Si no hay tráfico, no hay conversiones. Si no hay conversiones, no hay beneficio. Peor aún, ¿qué ocurre si el tráfico viene, pero son las personas equivocadas? ¡No temas! Aquí tienes una guía para atraer tráfico de calidad que sea relevante para tu tienda online.

Primero, ¿Todo el tráfico se crea de la misma manera? 

No, no todo el tráfico se crea de la misma manera. Hay un sinfín de orígenes diferentes de donde puedes generar tráfico a tu tienda online. Puedes: empezar un blog, lanzar un podcast, invertir en SEO, explorar PPC, redes sociales, y muchas más opciones. Aquí esta la cosa, algunos de estos orígenes generarán un tráfico de mejor calidad para tu tienda online específica y otros generarán un tráfico de peor calidad.

y ahí es donde se vuelve todavía más complicado. Vamos a decir que estás focalizando tus esfuerzos en jóvenes profesionales. Si publicas algo en la página de Facebook de tu tienda online, podrás generar buen tráfico durante las próximas horas. Pero imagina que llevas a cabo una campaña específica para llegar a jóvenes profesionales interesados en tu producto.

El punto no es que sea mejor explorar anuncios de pago (PPC), el punto es que los anuncios de pago nos permiten alcanzar un segmento específico de personas que sabes que encontrarán relevante tu anuncio y valorarán tu negocio. Pagando o no, el secreto para ser exitoso adquiriendo tráfico de calidad es atrayendo el tráfico más relevante que puedas encontrar. Esto es bastante subjetivo para cada tienda online así que vamos a desmembrarlo poco a poco.

Vale, ¿Pero es realmente tan difícil atraer tráfico relevante?

Sí, de hecho, es bastante difícil. Según HubSpot, incrementar el tráfico a una sitio online es una prioridad para la mayoría de los negocios (55%) durante los próximos 12 meses. El 63% de las compañías además dijeron que generar tráfico y clientes potenciales es el máximo reto de sus estrategias de marketing.

Conducir tráfico hacia tu tienda online es bastante difícil, ya ni se diga el tráfico adecuado. No te preocupes, no te dejaremos solo en esta. 

4 generadores de tráfico que debes considerar

Ahora, hay millones de orígenes diferentes de donde obtener tráfico, pro me voy a enfocar en los más populares y más conocidos. Debes de considerar lo siguiente: ¿Qué tipo de clientes obtendrás a través de cada vía? ¿Cómo puedes hacer para que tus esfuerzos de adquisición de tráfico sea más efectiva para cada canal? Vamos a verlo. 

1.- Blogs 

Según WordPress, 409 millones de personas ven más de 22.3 billones de páginas al mes. Los usuarios de WordPress producen un aproximado de 76.3 millones de nuevas publicaciones y 42.7 millones de nuevos comentarios al mes.  

 

Si quieres atraer a clientes relevantes y generar tráfico a tu tienda online a través de artículos de blog, necesitarás tener un propósito acerca de tu objetivo. Las oportunidades es como un océano inmenso, por lo que debes de saber donde echar tu red para pescar, ¿no?

Todo empieza con dos cosas:

  • Descubrir cuales son tus clientes de mayor calidad. Para esto, debes de fijarte en tres factores: frecuencia de compra, valor de compra media, y retención. ¿Qué similaridades tienen aquellos que compran a menudo, compran más y se quedan para comprar más?
  • Crea una destinación a donde ese tipo de clientes quieran ir. Cava hondo en Google, lleva a cabo estudios cualitativos para saber qué problemas intentan resolver aquellos que acceden a tu tienda online. ¿Qué intereses tienen fuera de tus productos? ¿Qué les apasiona? Configura el contenido de tu blog basándote en las respuestas a esas preguntas.

Entonces, si te encuentras que tienes unos clientes con bajo valor de compra y necesitas muchos clientes para generar beneficio, trabaja en tu beneficio por cliente y en tu valor de duración antes de invertir en un blog. También debes considerar que determinadas industrias pueden tener un beneficio por cliente más bajo, pero no te preocupes, hay otras formas de atraer tráfico.

Si ya has decidido meterte en el mundo del “blogging”, debes de tomar ciertas precauciones. No entres al mundo de los blogs a ciegas. Debes conocer tu audiencia ideal, tienes que tener un plan estratégico para ganar audiencia, infiltrarte en sus lugares de interés y eventualmente crear un nuevo sitio de interés para ellos.

quality traffic

De nuevo, debes ponerte en el lugar de tu cliente potencial y focalizar en un crecimiento a largo plazo y consistente. Una vez hayas identificado cuales son esos clientes de alto valor, debes descubrir quienes son esas personas. Entre más sepas de ellos, más fácil será para ti generar tráfico de calidad en el futuro.

2.- Podcast 

Muy parecido al “blogging” el “podcasting” te abre un gran abanico de variedades de personas. El problema es que el “podcasting” no necesariamente deriva en atraer tráfico a tu página, suele tener más impacto para generar conocimiento de marca y lealtad. La mayoría de las personas están haciendo otra cosa mientras escuchan un podcast, por lo que el mezclar un artículo de blog que hable sobre el podcast es lo que derivará en atraer tráfico a la página. ¿Tiene sentido no? La mayoría de la gente escucha podcasts mientras pasea o esta en el gimnasio, por lo que no hay botones que llamen a la acción a los clientes.

Una vez que has construido lealtad y reconocimiento de marca, empezarás a captar a esos posibles clientes y terminarán en tu tienda online. Por lo que, si tienes como objetivo derivar tráfico a tu tienda online de manera rápida, el podcasting no será una de tus mejores opciones. Es definitivamente una herramienta útil para el juego a largo plazo.

3.- Redes sociales

Hay docenas de plataformas de redes sociales de las que puedes escoger. Estamos hablando de Facebook, Twitter, LinkedIn, Pinterest, Snapchat, Google+, Instagram… y la lista sigue y sigue. Así que para mantener la simplicidad, nos concentraremos en dos de las redes sociales más grandes, Facebook y Twitter. Si quieres, puedes aplicar el proceso que te voy a exponer a cualquier otra red social que quieras escoger.

¿De primer plato? Facebook. ¿Quién lo usa y por qué es importante?

Para el segundo trimestre de 2017, Facebook tenía 2 billones de usuarios activos mensuales. Llegando a 1.33 billones de usuarios activos al día, Facebook es la red social más popular en el mundo.

¿Siguiente? Twitter.

En 2016, eMarketer estimó que mundialmente, los usuarios de Twitter crecerían un 10,9% el año pasado, y los usuarios mensuales activos llegaron a 286.3 millones. Para 2017, el estimado fue llegar a 310.1 millones para final de año.

Así que aquí estamos otra vez, hablando acerca de orígenes que pueden permitirte a llegar a billones de personas. ¿Cómo puedes conseguir tráfico de calidad para tu tienda online?

Ambos Twitter y Facebook son buenas opciones dado que tienen el potencial de hacer llegar tu mensaje a muchísimas personas. Sin embargo, sabemos que Twitter es más popular para jóvenes adultos, por lo que de invertir recursos solo en una de las plataformas, Twitter tendría más sentido. Una vez has seleccionado una plataforma, este sería el proceso:

  • Búsqueda de donde están los clientes potenciales de gran valor.
  • Descubrir como puedes intervenir en conversaciones que ya estén teniendo acerca de cosas que les puedan interesar.
  • Planear como iniciar conversaciones similares en el futuro.

Nos hemos fijado en Twitter y Facebook aquí, pero de nuevo, puedes usar el mismo proceso en la red social que tu prefieras. Solo ten en cuenta que las redes sociales toman su tiempo, no hay una varita mágica para crecer rápidamente. Así que no te preocupes de estar en todos lados. Escoge una o dos plataformas que te hagan sentido y que sirvan de lugar de encuentro a tus clientes potenciales.

Mientras consideras redes sociales, deberías considerar también anuncios de pago. Dado que esto te permite usar herramientas de segmentación avanzadas, sería una gran opción para generar un tráfico relevante.

4.- Vídeo

Seguramente no deba de decirte que el video online esta teniendo una popularidad cada vez mayor hoy en día. Mientras hay otras opciones para almacenar los videos, la más popular es YouTube, así que nos concentraremos en ellas en términos de simplicidad. Es, al fin y al cabo, el segundo motor de búsqueda más grande del mundo. YouTube tiene más de un billón de usuarios, y cada día, esos usuarios ven billones de horas de video, generando billones de vistas.

Así que, ¿cómo consigues segmentar la audiencia masiva que ofrece YouTube y conseguir que los ojos adecuados vean tu canal de YouTube y finalmente acaben en tu tienda online?

 

Nosotros os podemos recomendar el siguiente proceso:

  • Escoge 5 palabras clave por las que querías que te encontraran.
  • Encuentra los mejores canales que se identifiquen con esas palabras clave.
  • Mira los mejores vídeos de los mejores canales que has identificado.
  • Pregúntate si puedes crear contenido similar a los mejores videos que has encontrado. 

Si eres capaz, entonces YouTube será más propenso a recomendar tus videos a aquellos que ya hayan visto los videos que has identificado. Lo que estás haciendo es básicamente tomando prestado todo ese tráfico que ya han generado esos otros canales de YouTube. Mola, ¿no?

Conclusiones

No se trata de conseguir el mayor número de visitantes a tu tienda online en el menor tiempo posible. En vez de eso, concéntrate en verdaderamente entender los segmentos de clientes de gran valor. ¿Quiénes son? ¿Cuál es su comportamiento online? ¿Qué hacen en su tiempo libre?

Escoge los orígenes de tráfico que te posicionen más cerca de esos segmentos, lo cual te ayudará a optimizar los orígenes del tráfico con los que experimentes para obtener el mayor valor. La adquisición de tráfico e relativamente barato, ya sea que gastes tiempo o dinero en ello. Por lo que, ¿por qué gastar recursos en tráfico de mala calidad? Debes enfocarte en tráfico de calidad de gran valor.

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados